Cada cosa tiene una función específica y en el caso de las luces de los autos sucede lo mismo. Por ello, es importante saber utilizarlas de manera correcta para evitar alguna confusión entre los conductores.

A continuación te indicamos las situaciones en que se deben prender cada luz:

Luces de largo alcance

Se utilizan cuando la zona dónde se transita no tiene la iluminación suficiente y no se alcanzan a ver los señalamientos a 10 metros de distancia.

Luces de posición o diurnas

Son de corto alcance y generalmente se activan cuando se enciende el automóvil. Además, la luz diurna está diseñada para hacer el vehículo más visible a los demás conductores sin deslumbrarlos.

Luces intermitentes

Éstas se encienden cada vez que se vaya a realizar una maniobra como: echarse de reversa, bajar la velocidad o al estacionarse en la carretera, entre otros.

Luces antiniebla

Se emplean cuando hay poca visibilidad a causa de la niebla, lluvia, humo denso o polvo, para poder apreciar el camino y evitar un accidente.

Es importante encender las luces de tu carro siempre que conduzcas, así como utilizarlas correctamente para tener un viaje seguro. Sin embargo, los accidentes se pueden presentar cuando menos lo esperes por lo cual debes estar prevenido al contar con un seguro por muerte accidental.

Ahora lo podrás adquirir por medio de la aplicación de QRK, quien trabaja con las mejores aseguradoras del país, sólo debes descarga la app de QRK, hacer tu regístro y listo, en menos de cinco minutos estás asegurado.

¡Da clic aquí para descargarla!

¡Por fin llegó el seguro que se adapta a tus necesidades!

¡Asegúrate Hoy!

“Viaja tranquilo, protege a los tuyos”

Fuente: Motorpassión