Contratar un seguro de vida es una buena idea en la mayoría de los casos, sobre todo, si hemos formado una familia o tenemos personas que dependen de nosotros, como podría ser la pareja, los hijos e incluyo los padres. En el caso de una muerte repentina, ellos podrían quedar en graves problemas económicos.

Una buena póliza garantizaría que puedan afrontar sus obligaciones económicas sin comprometer su nivel de vida. Y eso provocará tranquilidad en ti.
Para elegir cuál es el mejor seguro debes algunos términos importantes como:

La suma asegurada: Se refiere al monto que recibirán tus beneficiarios en el caso de que el titular muera. La mayoría de las pólizas también cubre invalidez permanente. En este punto es importante estimar cuánto dinero necesitaría tu familia para mantenerse sin sobresaltos en caso de un infortunio.

Monto de la prima: Es lo que pagarás por la cobertura, normalmente se pagar mensualmente, aunque es posible hacer también un único pago anual o encontrar otras alternativas de financiamiento. Este monto debe estar acorde con tu capacidad de pago.

Beneficiarios: Son las personas que cobrarán la suma asegurada en caso de que se produzca el fallecimiento, puede ser una o varias personas, si serían entre varias personas debes mencionar el porcentaje que le corresponde a cada persona.

Tipos de seguro: No todos los seguros son iguales. Los seguros de vida riesgo son aquellos que tienen como finalidad únicamente que los beneficiarios reciban la suma asegurada cuando el titular de la póliza fallezca. Pero también existen los seguros de vida con un componente de ahorro, que en realidad están dirigidos a que el titular sea el mismo beneficiario de su seguro.

También te puede interesar:  Ventajas de conducir con un GPS

Para elegir el seguro que mejor se ajuste a tus necesidades es aconsejable buscar la asesoría de un experto.

En QRK tenemos el Plan de Seguro de Vida que te protegerá solamente por la duración de tu próximo viaje.
¡Asegúrate Hoy!
“Viaja tranquilo, protege a los tuyos”