Manejar con lluvia no solo dificulta la conducción por la poca visibilidad, sino que aumentan las posibilidades de un accidente. Por eso, te dejamos cinco consejos para que tomes las precauciones necesarias.

No olvides encender las luces si está lloviendo. Es muy importante que veas y que seas visto por los demás conductores cuando llueve. Si tienes neblineros y la lluvia es intensa enciéndelos para hacer aún más visible tu presencia.

La diferencia de temperatura cuando llueve entre el interior y el exterior hace que los vidrios se empañen. Para evitarlo utiliza la recirculación del climatizador o aire acondicionado con aire frío.

No realices movimientos bruscos. La lluvia y la niebla reducen la adherencia de los neumáticos hasta en un 50% sobre el asfalto, lo que aumenta las posibilidades de perder el control del vehículo ante cualquier situación no esperada.

No te acerques demasiado al auto que llevas delante. Así evitarás el “efecto spray” (la lluvia sucia va a parar a tu parabrisas). Además, en caso de frenar bruscamente, tendrás menos espacio para detener tu auto con seguridad.

Nunca atravieses un charco muy grande sin comprobar su profundidad. Pasa lentamente y, al terminar, frena dos o tres veces para secar los discos. Si pasas rápido, puedes perder el control del auto o incluso provocar que el agua ingrese (si esto te ocurre, para y llama al servicio técnico. Si ha entrado agua en el motor, puede provocar una avería grave y muy costosa).

Recuerda que contamos con las Aseguradoras de mayor prestigio del país, y con solo 20 pesos puedes adquirir tu seguro, la tranquilidad de tu familia depende de tu responsabilidad.

También te puede interesar:  ¿Vas a salir a carretera? Conoce las medidas necesarias para viajar

 

realices.

¡Da clic aquí para descargarla!

¡Por fin llegó el seguro que se adapta a tus necesidades!

 

 

¡Asegúrate Hoy!

“Viaja tranquilo, protege a los tuyos”