Esta es una pregunta a la que la respuesta es un rotundo “sí”.

Si dentro de una pareja ambos integrantes trabajan es por una razón: para lograr sacar adelante la familia, para tener dinero extra para viajes y lujos, para crear un mayor patrimonio, etcétera.

Las razones son muchas por lo que, en caso de faltar uno, el sobreviviente resentirá la falta también de forma económica.

Un seguro de vida es la única forma en que podemos garantizar un futuro estable, y sin aprietos económicos, a quienes más queremos.